Atelier Benoît Poirier d'Ambreville

Parati Magazine – La Realeza

We cannot display this gallery

Google Translation in English

Benoit Poirier d’Ambreville. El reconocido estilista nos cuenta por qué la realeza sigue en el centro de atención del mundo dedicado al glamour y la belleza, y nos da las razones por las cuales mirar y observar a reinas y princesas que tanto saben de estilo y buen gusto.

Parati Magazine – Los aristócratas de hoy en día son los referentes de la gran fuente de inspiración, del buen gusto. Ellos integran elegancia con modernidad y están presentes en la industria de la moda, del cabello y la cocina, asistiendo al futuro del planeta como en los viejos tiempos. Es que han sido reyes, reinas, princesas y otros nobles, los que mediante su influencia y su dinero han apoyado a muchos de los nuevos artistas cuyos nombres forman hoy parte de la historia de este mundo.

Lady, la mayoría de los pintores cuyas obras puedes apreciar y admirar en los museos del mundo, como asimismo las piezas de grandes músicos, escritores, cocineros, arquitectos y paisajistas han sido apoyados por la aristocracia en todas partes del mundo, y durante cientos de años.

En moda hicimos un histórico tour a través de Europa, y adoramos y re inventamos viejos tesoros, remontándonos a los tiempos de Napoleón y Josefina, la Belle Epoque y María Antonieta, con torrentes de romanticismo, pero también estrictos estilos de uniformidad. Remitámonos a los bordados y encajes de nuestras abuelas y veamos tendencias retro que se extendieron hasta el final del siglo pasado, los ochenta e incluso los noventa. Por eso y resumiendo: ¡encanto, clase, elegancia y estilo son las llaves maestras!

Encontramos inspiración en los antiguos aristócratas, en los círculos reales de hoy y en la alta sociedad. La princesita es la mujer sofisticada actual, una reina majestuosa o una emperatriz. La nueva clase alta del lujo es discreta y menos opulenta, en contraste con el estilo exhibicionista y el Bling Bling lleno de brillos que caracteriza a los nuevos ricos, los wanna-bes y la escena Hip Hop.

Con el desarrollo de los mercados de China e India, el deseo de crear o usar un algo especial, único, que no luzca como un producto masivo, se vuelve cada vez más fuerte. Imperceptible pero verdadero es que hoy en día la generación de jóvenes aristócratas, tanto en Europa como en cualquier otro lugar del mundo, caminan erguidos porque representan en sí un elemento de estabilidad en un planeta en perpetuo movimiento. Ellos privilegian un conjunto de comportamientos y actitudes que constituyen un marco inmaterial de su abolengo. Las familias de ascendencia noble son los custodios, aunque no los dueños, de una herencia histórica y de valores de servicio que los han distinguido en el pasado y hoy, con una fuerza considerable, porque el asunto no es de poder ni de dinero.

Así es como cuando ustedes disfrutan oyendo algo del pop francés de la cantante Zazie, que en realidad es Isabelle de Truchis de Verennes, e incluso de Mick Jagger con los Rolling Stones, quien fue nombrado Caballero por la Reina de Inglaterra. O cuando usan un diseño de moda de la princesa Diane von Furstenberg, o les encanta algún producto gourmet orgánico de la marca Duchy Originals, la empresa del príncipe Carlos de Gales, o admiran piezas de arte en los museos, como las donadas de sus colecciones privadas por las familias Rothschild o Thyssen Bornemisza. Es el buen gusto de cuna o adquirido en un ambiente especial donde la exquisitez siempre es prioridad. Ese es el espíritu de la realeza. Y actualmente la aristocracia está presente en todas partes para señar al mundo, haciéndolo un poco mejor de lo que sucedía en épocas de los revolucionarios franceses, quienes atacaron a los aristócratas del pasado como personas que habían logrado su estatus por nacimiento y no por méritos, lo que fue considerado injusto.

Add your comment

/* updated to new script to allow two trackers (6/14/14) */