Atelier Benoît Poirier d'Ambreville

Forbici Magazine – Benoît Poirier d’Ambreville

We cannot display this gallery

Google Translation to English

Benoit es un ciudadano del mundo, pero de nacionalidad francesa. Sin embargo,
se estableció en Santiago con el “Atelier Benoît Poirier d’Ambreville” y
no tiene intenciones de irse. Hace tres años que llegó a Chile, pero su historia
en nuestro país comienza mucho antes.

Hace un poco más de veinte años que una de sus hermanas
se mudó a Santiago desde Londres con su marido.
Estuvieron durante dieciocho años invitándolo, pero
nunca quiso venir hacia estas tierras al sur del planeta.
Su madre, en cambio, solía venir cada dos años de vacaciones, y dado
que sus hijas en Francia ya tenían vidas armadas y sus nietos estaban
creciendo, decidió terminar su vida en Chile y, de paso, por fin tener
la relación que nunca tuvo con la hija que vivía al otro lado del mundo.

PEDRO LÓPEZ

Así que decidiste mudarte a Chile por ellas.

BENOIT D’AMBREVILLE

Mi madre tenía setenta y seis años, y
como mucha gente ignorante en este mundo, cuando decidió mudarse
para acá yo dije “¿Estás loca? Te vas a mudar aun país del tercer
mundo, te van a asaltar en las calles”, así que finalmente decidí venir
a conocer Chile… y fue una gran sorpresa para mí. Mientras paseaba
por Santiago estaba como en shock. No me esperaba nada como esto.

PEDRO LÓPEZ

¿Por qué no?

BENOIT D’AMBREVILLE

Porque en Europa no nos educan sobre Latinoamérica como del resto del mundo. Sólo sabemos sobre el Carnaval de Brasil, que Colombia tiene cocaína, sabemos sobre Argentina por la gran recesión económica y su carne. A Chile lo conocemos por su vino, pero
realmente no ahondamos en las empresas, no pensamos en que a la
economía está yendo bien. Supimos sobre la situación con Pinochet,
pero no sabíamos cómo el país estaba funcionando.

PEDRO LÓPEZ

Así que no sabías nada sobre la cultura.

BENOIT D’AMBREVILLE

De la manera en que se estaba desarrollando, absolutamente
nada, no. He viajado mucho por el mundo, y aquí hay mucho menos
cultura latina que en otras partes que he visitado. Hay salsa y lugares
donde se puede bailar, pero no son realmente parte de la cultura.
Por ejemplo, si vas a Florida, que es un estado de Norte América, es
mucho más latino que Chile. La comida es toda de Cuba y República
Dominicana, así que es muy latina, la forma en que se visten es mucho
más española, los colores son mucho más extravagantes. Chile vendría
siendo como el quincuagésimo cuarto estado de Norte América,
totalmente escondido en el fondo de Latinoamérica. Mucha gente se
sorprende con esto mismo, ven Latinoamérica como desde una ventana,
piensan qué es caluroso en todas partes, así que es una gran sorpresa
cuando te da frío en invierno. Realmente, hay mucha gente que
no sabe absolutamente nada sobre Chile.

PEDRO LÓPEZ

¿Cuándo decidiste empezar con un lugar como este?

BENOIT D’AMBREVILLE

Tenía algunos conceptos de cuando abrí mi primer salón en Mónaco,
entre 2001 y 2003.

PEDRO LÓPEZ

¿Y era el mismo concepto?

BENOIT D’AMBREVILLE

El mismo. Era un poco más grande, tenía más gente trabajando
para mí. Era de servicio completo, pero la gente era independiente, no
trabajaban para mí todo el tiempo, sólo cuando los llamaba.

PEDRO LÓPEZ

¿Y aquí? ¿Trabajas con alguien más?

BENOIT D’AMBREVILLE

Es muy, muy difícil, así que aquí sólo tengo gente que me asiste,
y lo que busco es que esa persona crezca conmigo, con las mismas
técnicas, para que después, mis clientes confíen en atenderse con esa
persona.

PEDRO LÓPEZ

¿Trabajas aquí desde…?

BENOIT D’AMBREVILLE

Desde diciembre. Trabajaba en mi casa antes de eso. Cuando
llegué a Chile trabajé en tres salones de Vitacura en 2008, tres meses
en cada salón y después me di cuenta que necesitaba abrir un salón
propio, porque cuando tú entras en un salón tienes que darte cuenta
que es de categoría mundial, y hay muchos detalles en Chile, aquí hay
cosas que faltan. Como cambiar las toallas después de cada cliente y
preocuparte de que estén secas, listas para el siguiente cliente. También
me di cuenta de que no todos los salones tienen batas para las
clientas, así que les ponen la capa plástica que trae gratis su distribuidor
de color o algo así.

PEDRO LÓPEZ

¿Hasta cierto punto podríamos decir que hay una especie de
atraso en Chile?

BENOIT D’AMBREVILLE

Sí, completamente. Podríamos decirlo sobre toda la cultura latinoamericana,
pero no. He visto salones de alta categoría en Buenos
Aires, sé que existen también en Perú. En Colombia, por ejemplo,
todos los salones abren a las seis de la mañana, porque todas las mujeres
colombianas respetables van antes de ir al trabajo o algún evento,
antes de empezar su día. Eso lo veo muy poco en Chile, aquí veo gente
manejando con el cabello mojado.

PEDRO LÓPEZ

¿Qué piensas sobre las clientas chilenas?

BENOIT D’AMBREVILLE

Estoy teniendo cada vez más y más clientas chilenas. Empecé con
extranjeras, de la comunidad norteamericana, australiana e inglesa.
Gente que habla inglés comenzó a venir a mí, y después de eso fuecomo que las amigas chilenas de mis clientas extranjeras decían “¡Dios
mío! ¿Quién te hizo el pelo?”, y comenzaron a venir a mí. A las clientas
chilenas que vienen las pongo en dos categorías, las que vienen aquí
y lo encuentran súper caro, pero quedan muy felices con su cabello
porque nunca han experimentado lo bueno que les ofrezco… y están
las que vienen sólo por curiosidad, porque vieron algún artículo en
alguna revista y finalmente nunca vuelven.

PEDRO LÓPEZ

¿Qué es lo que quieres hacer aquí?

BENOIT D’AMBREVILLE

Quiero mantener este salón tal y como está, y quiero abrir otro,
probablemente en El Golf, igual a este, pequeño.

PEDRO LÓPEZ

¿Te quedarás en Chile?

BENOIT D’AMBREVILLE

Sí, no tengo ninguna otra parte a donde ir, así que tengo que quedarme
aquí (ríe). Quiero decir, sí, planeo quedarme aquí. Vine para
estar cerca de mi familia, de los que estuve lejos por veinte años, y
aparte hay muchas oportunidades de negocios, porque Chile está
creciendo. En un principio estaba muy asustado porque no hablaba
español, pero entonces me di cuenta de que mis clientas hablaban
inglés y que la alta sociedad chilena también habla inglés, así que realmente
no necesito hablar español. Debería hablar español, pero no lo
necesito. Chile es un país hermoso, lo amo.

PEDRO LÓPEZ

¿Extrañas algo de Europa o Norteamérica?

BENOIT D’AMBREVILLE

Extraño los buenos shows de Broadway (ríe). Hay una falta de
estilo, vivimos en 2011, donde todos pueden expresarse de la forma
en que quieran, porque todos son únicos y diferentes, y mientras la
nueva generación avanza, quieren ser individuales, pero cuando los
miras están todos vestidos de la misma forma, tienen el mismo corte
de cabello, el mismo estilo de cabello.

PEDRO LÓPEZ

Así que no hay una identidad única.

BENOIT D’AMBREVILLE

Todo es muy 80’s, y es muy raro. Quiero decir, si te gustan algunas
cosas de los ’80 está bien, pero no tienes porque volver a vivir la década
completa.

PEDRO LÓPEZ

Considerando lo que dices ¿Qué te gustaría ver aquí en Chile? En
términos de estilo.

BENOIT D’AMBREVILLE

Quiero ver, por fin, a los chilenos encontrando su propia identidad.
Creo que por muchas décadas han visto a Argentina como una
hermana mayor. Para mí- es mi opinión, quizás me equivoco- Europa
es como su abuelo, tienen que respetarlo, tienen que entenderlo, ha
vivido muchas cosas, tiene mucha historia, mucho conocimiento,
pero finalmente vive en el pasado, ya no alcanza su creatividad porque
se está cansando, se está poniendo cada vez más viejo.
Norteamérica está comenzando su adultez. Es joven, es fuerte, lo sabe
todo y mejor que nadie, mejor que sus padres y hasta puede que se
ponga violento con tal de demostrar que está en lo correcto. Chile,
para mí, es un niño de siete años, está mirando todo con ojos grandes,
muy emocionado, quiere aprender todo, pero a los siete años es cuando
empiezas a crear tu propia identidad, desarrollas un poco más de
carácter.
Argentina es la hermana mayor que admiras, Norteamérica es el
hermano mayor que amas y odias al mismo tiempo, y por ver mala
televisión norteamericana, todo tienen algún criterio de estilo que
no es referente. He ido a muchos eventos aquí, donde hay modelos
y todas se ven como Pamela Anderson, tienen senos grandes, tienen extensiones rubias en el cabello… y es muy triste, porque ¿Sabes cuántas Pamela Anderson tuvieron que existir para que una fuera notada?
Muchas.
La generación joven de acá -ahora van a matarme-, los que van a la
universidad, me di cuenta que no se cuidan. Los norteamericanos
están completamente obsesionados… pedicure, manicure, ir al gimnasio,
la crema para prevenir el acné. Allá están muy obsesionados, pero
aquí no les importa en lo absoluto. A los dieciséis o diecisiete años, ya
tienen grasa abdominal, a una edad donde deberían estar en su mejor
momento, porque son jóvenes. Se alimentan de forma horrible, no
hacen deportes. No les importa. Hace cincuenta o sesenta años atrás
sería perdonable porque Chile estaba tan abajo en Latinoamérica,
pero ahora tienen acceso a los medios mundiales y a la internet.
El problema con la industria de la moda y la belleza aquí es que tienes
gente conocida en las revistas, que en realidad no tienen idea sobre
moda y belleza. Hay un “Chile Fashion Week” del que nadie sabe.
Cuando vas a un show de moda, debe ser inspirador, aunque te guste o
no te guste, debes encontrar la creatividad detrás de él. Cuando ves un
diseño de Galeano para Christian Dior, sabes que no es para vestirlo,
pero lo ves como una obra de arte. Todos aman copiar a todos los
demás. Tenemos a China copiando a todo el mundo, no necesitamos
que Chile haga lo mismo. Creo que Chile necesita encontrar su propia
identidad. Es un país hermoso, es una mezcla de culturas y todos deberían
adoptar eso. Es un país joven. Preguntaste qué estoy haciendo
aquí… estoy aquí porque, aunque falten muchas cosas, hay un futuro.

PEDRO LÓPEZ

¿Así que todo ha sido hecho ya en Europa y Norteamérica?

BENOIT D’AMBREVILLE

En Europa ya ha sido hecho. Norteamérica está siguiendo los mismos
pasos. Estoy en Chile porque va para arriba y no para abajo.

PEDRO LÓPEZ

¿Qué tan importante es en este negocio el educar a tu cliente?

BENOIT D’AMBREVILLE

Si no entiendes lo que pasa en tu cabello, no vas a respetar el
cabello. Tanto para mujeres como para hombres, el cabello es el último
accesorio, puedes ponerte zapatos de Louis Vuitton o una cartera,
pero si tu cabello se ve mal, te sentirás mal. Cuando te desnudas ¿Cuál
es tu único accesorio? Es tu cabello. Hay tres accesorios que debes
cuidar: tu cabello, tu piel y tus dientes.

PEDRO LÓPEZ

¿Qué falta en Chile?

BENOIT D’AMBREVILLE

Hay mucha competencia, todos son competitivos aquí, hay
muchos salones de alto estilo en Santiago, todos deberían enfocarse
en desarrollar calidad de servicio, porque hay más que suficientes
clientes para compartir, no debemos tratar de robar lo clientes de
otros diciendo “Soy mejor que ese salón”. Todos ofrecemos los mismos
servicios y los mismos productos, así que ¿Para qué ir a otro salón si
vas a encontrar las mismas cosas? Esto me molesta completamente.
No entiendo por qué un salón en Las Condes o La Dehesa ofrece visos
hechos con la gorra plástica y un polvo decolorante barato te cobra
entre $40.000 o $50.000, cuando tienes la misma técnica y el mismo
producto en un salón en Santiago Centro por $7.000. Básicamente le
piden al cliente que pague por el arriendo del salón. Esto está mal. Es
robarle al cliente. Pagas la dirección del salón.
Yo no creo ser más talentoso que algunos estilistas de Chile, sólo pienso
que tengo una cultura diferente y una técnica diferente que me
hace más fuerte, porque no tengo sólo una visión de las cosas, tengo
muchas visiones de Europa, Norteamérica y el resto del mundo.
El mejor elogio que me ha dado alguna de mis clientas fue preguntarme
cuál es la edad de mis otras clientas y yo dije: “¿La edad de mis
clientas? Tengo chicas de dieciséis años y mujeres de ochenta años”, y
me dijo: “Que buen estilista, puedes atender diferentes generaciones
y darles diferentes estilos”. Yo sé que uno debe especializarse en algo,
pero debes entender la imagen global, no debes depender solamente
de tus clientes o en lo que estás ofreciendo actualmente, porque le
mundo está cambiando muy rápido y debes adapatarte. Es la belleza
de este negocio, todos los días aprendes cosas nuevas. Debes aprender
lo básico. Es una experiencia de aprendizaje de nunca acabar, porque
estamos reinventando cosas. No hay nada nuevo. Para entender esto
debes saber un poco de historia, para entender lo que se ha hecho
antes. No sé lo que falta en Chile. Hay gente copiando cosas, pero no
entienden por qué o de dónde viene y qué hay detrás de ello.

PEDRO LÓPEZ

Tomando tus palabras… qué es lo mejor que debería pasar aquí:
¿Mirar al pasado y tomar lo bueno para hacer algo nuevo? ¿O mirar al
futuro e intentar de hacer algo totalmente nuevo?

BENOIT D’AMBREVILLE

Totalmente nuevo en el cabello… no creo que podamos hacer eso.
Creo que todo ha sido hecho. Si vives mucho en el pasado no tendrás
ningún futuro, si vives mucho en el futuro no tienes ningún presente.
Creo que debes aprender del pasado, pero no vivir en él, y construir tu
futuro hoy, para que no tengas que pensar en él.

PEDRO LÓPEZ

¿Crees que tenemos un futuro prometedor?

BENOIT D’AMBREVILLE

No soy clarividente, pero me siento, mental, social y financieramente
seguro en Chile. Este país tiene todo para crecer en la dirección
correcta. Lo chilenos deben aprovecharse de eso, porque si no lo
hacen, vendrán extranjeros y lo harán por ustedes. Tienen las mismas
oportunidades que todo el resto, pueden hacerlo, realmente pueden
hacerlo, depende de ustedes. Deben decirlo: “me importa lo que hago”,
por eso la gente vuelve.

PEDRO LÓPEZ

¿Qué significa el concepto de belleza para ti?

BENOIT D’AMBREVILLE

Es muy chistoso, porque de una civilización a otra, de un continente
a otro, el concepto de belleza es diferente. Hace apenas unos
años, mujeres voluptuosas con piel blanca eran hermosas y ahora,
mujeres delgadas con piel tostada son hermosas. Las mujeres asiáticas
se están volviendo rubias, las mujeres negras se están volviendo
rubias. Todos quieren ojos claros. Los japoneses están abriendo sus
ojos. Así es que el criterio de belleza cambia de un año a otro. Pero
entonces, tenemos referentes de belleza con los que todos estamos de
acuerdo en qué es bello. Por ejemplo, tenemos a Danny DeVito y Brad
Pitt: 99% de la gente estarán de acuerdo en que Brad Pitt es atractivo y
99% estarán de acuerdo en que Danny DeVito no es atractivo. Así que
en un aspecto, todos estamos de acuerdo en qué es y qué no es bello.
Pero por otra parte, la esposa de Danny DeVito piensa que él es bello.
Así que la belleza es algo muy difícil de describir, es algo que hace feliz
a la gente, es cómo apreciamos algunas cosas de mejor manera.
La esencia de lo que es bello o no, es muy difícil de definir y calificar,
porque algo bello para mí, puede ser feo para ti.

PEDRO LÓPEZ

¿Y qué significa en tu vida?

BENOIT D’AMBREVILLE

En mi vida, la belleza es un accesorio.

Add your comment

/* updated to new script to allow two trackers (6/14/14) */