Atelier Benoît Poirier d'Ambreville

Parati Magazine – Dime como te vistes y te dire quien eres

We cannot display this gallery

Google Translation in English

Nuestra ropa no debe ser algo im­provisado. Se le debe dar la im­portancia que merece. Proyecta­mos una imagen por la manera cómo nos vestimos, caminamos, hablamos y actuamos, y la verdadera “primera impre­sión” está dada por nuestro aspecto. La ro­pa y cómo la llevamos nos identifica y re­fuerza la imagen que el resto tiene respec­to a nosotros, y es tan potente que puede indicar nuestra posición, profesión, identifi­cación política y rango. Representa más que ninguna otra cosa, más que los muebles, jo­yas y más que el auto que se conduce. Es un retrato de quienes somos.

Es por eso que quiero compartir con us­tedes mis tips de cómo construir un clóset de lady, elegante y clásico.

El secreto para vestirse bien con un pre­supuesto moderado es tener un pequeño grupo de ropa, con el que se pueda jugar y mezclar prendas combinadas en color, telas y hechuras, todas intercambiables. Será una perfecta cabina de tenidas que se limi­tará a dos colores principales, cada uno de los cuales puede usarse solo o jugar y mezclar con el otro, pero que puede lograrse armandola con pocas cosas. Elijan sus colores básicos o que mandan el guardarropa y color de la paleta que les guste usar

Pero antes de comenzar, es necesario hacerse una pregunta: ¿Qué de lo siguente hago actualmente?

1.   Uso una chaqueta roja y juego mesclandola con diferentes partes superiores e inferiores todos los días. ¡Error!, porque de esta manera terminarás viéndote siempre igual.

2.   Uso una parte inferior básica (negra o azul, en falda o pantalón) y juego mesclandola con diferentes tops y chaquetas todos los días. ¡Muy bien!, porque en este caso lucirás siempre distinta.

Conclusión: En ambos escesañarios estas jugando y mezclando tus ropas, pero en el primer caso, la gente pensará que adoras tu chaqueta roja, o que no tienes nada mas. En el segundo -porque la gente se fija mas en la parte superior que en la inferiorceras diferente todos los dias. Nadie notará que estás usando la misma falda o pantalon.

Ahora bien, para planear tu closet de lady deberás estar atenta a ciertos detalles que son fundamentales:

1.   En principio tenrás que establecer qué es lo que tu estilo de vida requiere, para así planear el guardarropa de acuerdo a ello.

2.   Trata de hacerlo en torno de un concepto ligado a tu tipo, que se acomode al uso formal e informal. No es necesario tener en el clóset una sección elegante y otra casual.

3.   No dupliques los colores básicos. Eli­ge entre negro, azul y café (que es el nuevo negro). Además, deberías tener una selec­ción de colores cálidos (rojo, durazno, na­ranja, púrpura, lila, coral, amarillo, rosado, vino y burdeo); fríos (azul, esmeralda, tur­quesa, verde manzana, verde agua, celeste, menta y verde botella) y brillantes.

4.   Muchas equivocaciones se generan en el hecho de que se tienen muchas partes de abajo, y pocas de arriba.

5.   El truco es trabajar con pocas prendas en diferentes colores, estilos, cortes y te­las, que se puedan coordinar unos con otros, como pañuelos y otros accesorios.

6.   Las partes de arriba y las de abajo con diferentes estampados son difíciles de com­binar. Es mejor comprar la prendas con el estampado que te enloquece primero y lue­go adquirir la otra parte de un solo tono. El 75% debe ser de un solo tono y el resto puede ser estampado.

7.    Cada prenda que tengas debe dar la posibilidad de mezclar al menos con otras tres piezas. En el caso que tengas por ejem­plo 30 piezas en tu clóset, debe combinar cada una con tres, y así tendrás 90 combi­naciones distintas para usar. Esto es crear un guardarropa absolutamente versátil.

8.    Es mucho más fácil combinar prendas separadas que vestidos, por lo tanto limita su número. Es ideal que por su diseño, es­tampado o color, vayan con tonos neutros.

9.    Es necesario que las hechuras de la ropa básica sean clásicas, simples, puras y limpias, igual que los detalles.

10.  Si necesitas hacer cambios estacio­nales, comienza con tus prendas de otoño-invierno. Las de invierno son más caras, por eso es conveniente comenzar por ropa atemporal, como blusas de seda, cárdigans (que pueden usarse como chaquetas de ve­rano), impermeables con forro desmonta­ble y piezas de jersey que se llevan como camisetas en invierno y poleras en verano.

11. Para lograr gran flexibilidad necesitas al menos 10 piezas de ropa: Dos chaquetas, tres pantalones o faldas, cuatro blusas o tops y un vestido. Con esto podrás crear tres conjuntos y varias combinaciones. Ten en cuenta que al menos el 50% de tu ropa de­be formar parte de tu clóset básico, el que continuamente puedes ir complementando y que así armonizará con detalles o prendas más fashion combinadas con clásicos.

Los principios básicos de estar bien ves­tida no tienen que ver casi nada con la mo­da, muy poco con la figura y el rostro, y na­da que ver con el dinero, porque las muje­res con menos presupuesto son las que eli­gen con más cuidado cuando compran ropa. Si no se tiene dinero para gastar en la últi­ma moda o ropa poco útil, hay que ser muy cuidadosa para no cometer una equivoca­ción. Tenemos sólo una oportunidad para dar la primera impresión. Espero que con todos estos tips sientas que el mundo es tu­yo y que puedes ir por él, con seguridad.

-Benoit

Add your comment

/* updated to new script to allow two trackers (6/14/14) */