Atelier Benoît Poirier d'Ambreville

Bc Magazine – Bienvenida y Algo Más

We cannot display this gallery

Google Translation in English

Cuando me propusieron escribir en BC Magazine me sentí sorprendido, agradado y halagado. Inmediatamente acepté, porque siempre disfruto compartiendo mis conocimientos tanto en los “fashion tips”como en la industria capilar. Pero, de pronto me asaltó un pensamiento: “Antes de escribir una columna, al menos debería presentarme a las lectoras de la revista”. Entonces, contacté a la Editora para que, por esta vez, me diera la libertad para informales quién soy y cuál ha sido mi trayectoria… ¡Aquí voy!

Mi nombre es Benoit Poirier d’Ambreville. Nací y crecí en Francia. Comencé a trabajar en el negocio de la peluquería a los 15 años. De adolescente fui modelo en una agencia de Niza, en la Costa Azul. Más tarde, me trasladé a Londres para trabajar como especialista en color, en el mejor establecimiento del Reino Unido. Luego, dejé ese rubro, para dedicarme al modelaje a tiempo completo. A los 24 años, desde mi agencia en Londres, fui transferido a la filial en Nueva York.

Tres años más tarde, ya con mucha edad para ser modelo -¡snif snif!-, volví al mundo de la belleza. He trabajado como modelo y estilista en todo el planeta: Londres, París, Milán, Nueva York, Moscú, Miami. También tuve mi propió y exclusivo salón en Montecarlo (Monaco), por más de tres años. Viajar por el mundo me potenció, me enseñó, me enriqueció con nuevas ideas, influencias, habilidades y energías de distintas culturas, personas, países y estilos. Modestamente, puedo decir que poseo mucho talento como estilista, igual que otros profesionales en Chile, pero lo que me diferencia es la gran experiencia que adquirí al vivir en grandes capitales. Ahora que me conocen un poco, podemos comenzar una “buena relación”.

Esta primera columna tiene dos partes: una irá ahora y la otra en el próximo número de BC Magazine. El título es simple: “Vuelta a lo Básico”. Antes de profundizar sobre estilos, tendencias y visión del glamour en el mundo del cabello, permítanme comenzar con una potente base: la cola de caballo. Es como un par de jeans, te puede hacer elegante, moderna y estilosa o arruinar tu imagen, ocultar tu belleza y convertirse en tu peor enemigo.

Inicialmente los jeans fueron simples pantalones para obreros hasta que, en 1950, se transformaron en prendas populares. Ahora se usan para toda ocasión.

Algo similar sucedió con la cola de caballo. Hasta el siglo XX, las señoras no salían de sus piezas con el pelo tomado de esta informal manera. Pero en la actualidad, jeans y cola de caballo pueden ser un mix espectacular, práctico y relajado. Puede expresar sobriedad, sex appeal y simplicidad.

Claro que para eso, hay que manejar las reglas básicas que te enseñaré a continuación. La cola de caballo para pelos largos y lisos debe recogerse en la mitad alta de la cabeza. Los cabellos abundantes y rizados, deben tomarse en la base del cuello o a la misma altura, aun lado del cuello.

Para las colas de caballo altas, una simple banda elástica queda bien. Igualmente puede usarse un pañuelo como accesorio.

A propósito, el pañuelo es el ornamento más fashion y clásico en el mundo de una mujer. Puede usarse en todas las formas. Así se transforma en un verdadero imprescindible para el pelo y el guardarropa. En las fotos pueden apreciar algunas muestras de cómo llevarlo en el pelo, como por ejemplo el clásico estilo de Jacquie Kennedy. Es “el” accesorio para el pelo, no deben olvidarlo en ninguna época del año.

Y, ¿cómo asegurar un buen look para una cola de caballo baja o de costado? Tendrán que esperar hasta el próximo mes para conocer mis tips. Hasta entonces y aprovecha las liquidaciones para comprar un pañuelo nuevo, recuerda que va a transformarse en tu mejor amigo.

Add your comment

/* updated to new script to allow two trackers (6/14/14) */